Montando (el) cohete hacia las microfinanzas digitalizadas

Una examinación de las experiencias de los clientes con créditos sin efectivo y la recaudación de ahorros en Bangladesh

Montana.png

Nasima* vive en las afueras de Dacca y trabaja en el puesto de verduras de su padre en el mercado. Tomó la decisión de pedir un préstamo a la ONG Fundación SAJIDA, una institución microfinanciera basada en Bangladesh, para poder agrandar el puesto y vender una mayor cantidad de productos agrícolas frescos. Nasima asistió a reuniones grupales semanales junto a otras veinte mujeres para pagar su crédito. Aunque solía ser la primera en llegar y tenía el pago de su crédito registrado en su libreta, estaba obligada a permanecer en el grupo hasta el final de cada reunión. Con el crecimiento de su negocio, asistir a estas sesiones se volvió cada vez más difícil, por lo que su asistencia disminuyó. Y aunque solía enviar sus pagos con su amiga Rima,* quien pertenece al mismo grupo, no cumplió con uno de los pagos. Nasima lamenta no poder participar más, pero siente que no puede dejar su negocio por una hora o más todas las semanas.

Lee más